Entrevista 16: Debilidades en una entrevista de trabajo

Debilidades en una entrevista de trabajo

“Esta es una pregunta obligada para los entrevistadores. Una pregunta aparentemente inocente que tiene el potencial de exponer rápidamente un gran defecto. Es una de las claves de la entrevista, un último intento para ver si encajamos con la cultura de la empresa y el puesto ofertado. Sin embargo, con un poco de preparación y planificación, la mayoría de los entrevistados pueden neutralizar fácilmente esta pregunta; incluso utilizarla para su propio beneficio.” (Andrew G. Rosen)

Los reclutadores emplean esta pregunta porque saben que los candidatos cometen errores, y quieren saber cómo has manejado los tuyos. Ser consciente de tus debilidades es una buena señal y muestra que te conoces y sabes dónde están tus límites y no eres una persona arrogante.

Para hablar de nuestros puntos débiles es necesario que nos hayamos dedicado un tiempo antes a conocernos. El entrevistador lo que busca es que seamos honestos, pero también que seamos lo suficientemente listos y hábiles como para no tirarnos piedras a nosotros mismos como candidatos.

Si no conoces tus debilidades, puedes hacer varias cosas, podrías hacer una prueba de tipo de personalidad y los resultados te lo dirán. Otra opción es hacer un análisis DAFO personal, un DAFO personal se puede dividir en dos partes: Análisis interno, en esta parte analizaremos nuestra fortalezas y debilidades y análisis externo, donde pasaremos a analizar las amenazas y oportunidades que nos ofrece nuestro entorno.

Todo el mundo tiene fortalezas específicas y debilidades específicas. Es bastante seguro que, si no tienes claras tus debilidades, entonces no tampoco tienes claros tus puntos fuertes

Áreas de mejora

Las debilidades se refieren a todos aquellos elementos, recursos, habilidades y actitudes que tengo y que constituyen barreras para lograr mis metas. Las debilidades son problemas internos, que, una vez identificados y desarrollando una adecuada estrategia, pueden y deben eliminarse o minimizarse.

Lo que interesa al entrevistador es nuestra capacidad para reconocer nuestros puntos débiles y sobre todo como hemos sido capaces de superarlos.

Cuando mencionemos nuestro punto o puntos débiles, es muy importante que expliquemos como hemos conseguido superar esa debilidad; es mejor que estemos preparados para compartir un ejemplo de un fracaso anterior o debilidad que hayamos convertido con éxito en una fortaleza. Lo mejor es reconocer que esas debilidades que tenemos son áreas de mejora en nuestra vida profesional y que trabajamos para superarlas y convertirlas en puntos fuertes.

Preguntas y respuestas

Siempre que vayamos a una entrevista de trabajo es muy importante que dejes lo menos posible para la improvisación. Durante la entrevista nos van a preguntar acerca de diversos ámbitos, procura reflexionar antes pensando qué podrías contestar. ¿Sobre qué temas nos pueden preguntar en una entrevista?, de muchas cosas, si lo tuviéramos que dividir en distintos puntos podríamos hacerlo de la siguiente manera:

  • Personalidad: sobre ti mismo, anécdotas, valores, motivaciones e influencias.
  • Formación: razones para la elección de tu itinerario de formación.
  • Trabajos anteriores, actividades, funciones, proyectos, compañeros.
  • Empleo: preferencias, relaciones en el trabajo, puntos fuertes y débiles, objetivos.
  • Vida privada: familia, relaciones personales, tiempo libre, vacaciones, hobbies.
  • Varias: incorporación al trabajo, opiniones, referencias.

Dentro del primer punto que son las preguntas sobre nuestra personalidad podemos encuadrar las preguntas sobre nuestras debilidades.

A la hora de responder estas preguntas es conveniente que pensemos como hemos dicho antes lo que vamos a decir, y sobre todo es fundamental que no respondamos lo que suele contestar todo el mundo, porque el entrevistador está harto de escuchar estas respuestas tan típicas y tan tópicas del tipo:

  • “Soy un perfeccionista.”
  • “Trabajo demasiado.”
  • “No tengo puntos débiles.”

Es relativamente obvio el por qué los reclutadores responden tan negativamente a estas respuestas. Lo que busca el entrevistador es que seamos por un lado sinceros y por otro lado originales. No buscan que respondamos lo mismo que todo el mundo y que parece aprendido de un manual.

Ejemplos de debilidades

Es muy importante cuando decidamos los defectos que vamos a exponer, que estos no se relacionen con el potencial empleo al que estamos optando ni sus responsabilidades, ya que esto puede afectar nuestras posibilidades de obtener el puesto y por eso una buena fórmula para contestar a las preguntas sobre nuestras debilidades, es convertirlas en una oportunidad para compartir cómo has superado un reto profesional y cómo ahora eres mejor gracias a él.

Defectos para decir en una entrevista de trabajo

Os damos algunos ejemplos de debilidades para comentar en una entrevista y la forma en la que debíamos hacerlo:

“Solía ser un tanto desorganizado, pero ahora, a través de esta táctica mis habilidades de planificación realmente han mejorado”

Ser organizado es una de las cualidades más valoradas por toda empresa, pero los reclutadores saben que no todo el mundo puede serlo. Seguro que estás trabajando en mejorar este aspecto de tu personalidad, por eso esta respuesta es la mejor que puedes ofrecer a tu entrevistador. Eso sí, no olvides explicar a qué método de organización te refieres, resultará muy interesante para tu entrevistador saber cómo te esfuerzas por mejorar.

“Antes entregaba mis informes en la fecha límite, pero ahora he comenzado a adelantar mi trabajo”

Ser capaz de ceñirse a un calendario de entregas es algo fundamental. Por este motivo lo mejor que puedes hacer es dar una respuesta como esta. Así dejarás claro que puedes entregarlo a tiempo pero que además estás trabajando por ser más proactivo y eficiente. Te implicas en la empresa y eso siempre es muy valorable.

“Solía trabajar en un único proyecto cada vez, pero ahora puedo atender a múltiples tareas y obtener mejores resultados”

Actualmente son muchos los trabajos en los que se exige llevar a cabo diferentes tareas al mismo tiempo. Los empleados polifacéticos son un valor al alza. Así que, si quieres transmitir a tu entrevistador que estás trabajando para convertirte en alguien más eficiente para asumir varias responsabilidades al mismo tiempo, esta es la mejor respuesta que puedes ofrecer. Habla sobre cómo estás aprendiendo a lidiar con ello y cómo te estás esforzando por ser cada vez más competente.

“Antes invertía demasiado tiempo en los proyectos, pero he aprendido a confiar en mis decisiones y ser más eficiente”

Una respuesta así puede dejar claro lo mucho que te involucras en los proyectos y el objetivo de la empresa. Eres un perfeccionista y esta es la mejor forma de demostrarlo. Si además puedes contar algún ejemplo concreto en el que hacerlo haya supuesto un éxito ayudarás a que tu entrevistador se convenza más de que eres la persona adecuada.

“Los nuevos proyectos me entusiasmaban y sin darme cuenta me sobrecargaba. Ahora he aprendido a reconocer mis límites”

Si te preguntan por tu capacidad para asumir retos quizás esta sea la respuesta que estabas buscando. Siempre es muy valorable tener empleados que estén dispuestos a entrar en nuevos proyectos. Recuerda mencionar algún ejemplo que lo demuestre y también habla de cómo has aprendido a priorizar y a decir que no.

“Me costaba hablar en público”

 Me ponía muy nervioso a menudo y me sentía incómodo. Pero estoy trabajando en ello, me he apuntado a un curso que me prepara específicamente para este tipo de situaciones.

“No tengo un buen nivel de inglés ahora”

Estoy intentando aprender a través de un curso online que estoy realizando.

“Sí, me encuentro algo nervioso”

Cuando algo me importa de verdad, siento cierta ansiedad por lograrlo y hacerlo lo mejor que pueda.

Consejos para tratarlas “sutilmente”.

Analízate y analiza el puesto solicitado

La mejor manera de contar algo de forma sincera es sabiendo de qué estamos hablando. Aunque pueda parecer irrelevante, no todos somos conscientes de nuestras debilidades reales. Para ello, lo mejor que puedes hacer es antes de la entrevista tener en mente cuáles son realmente tus puntos débiles y qué cualidad se necesitan para el puesto de trabajo. Aquellas que coincidan, intenta evitarlas en un primer momento.

No cuentes tu mayor debilidad, sino secundarias

Piensa que todo lo que digas en una entrevista de trabajo va a ser definitivo a lo largo del tiempo que estés en esa empresa. Cuenta las debilidades que realmente puedas tener bajo control, aquellas que no entrarás en pánico si te observan detenidamente. Por supuesto, tu mayor debilidad intenta solucionarla cuanto antes, pero no hace falta compartirla desde el primer momento. No obstante, es aconsejable que en un tiempo la menciones, para que te puedan ayudar y aconsejar. ¡A fin de todo son tus compañeros de trabajo y están ahí para lo que necesites!

El pasado siempre es una referencia: menciona cómo superaste tus debilidades anteriormente

¿Recuerdas esa época en la que te costaba realizar presentaciones en el trabajo y ahora eres el primero en ofrecerte voluntario? ¿O cuando no te atrevías a hablar en inglés delante de tus compañeros, pero lo conseguiste gracias a un curso que hiciste? Todos tus méritos van a ser valorados, y más aún si se trataban de debilidades que convertiste en fortalezas. De esta manera puedes demostrar que nada es un obstáculo en tu trayectoria laboral y que siempre puedes superarte.

Sincérate, pero sólo acorde con el trabajo

Hay veces que cuando estamos nerviosos nos ponemos a hablar y no paramos. ¡Podemos contarle toda nuestra vida al jefe porque nos ha pillado en el ascensor y él sólo quería saber qué tal iba todo! Lo mismo ocurre en las entrevistas. Por ello, te recomendamos que cuentes solamente tus debilidades que tengan relación con el trabajo, y ninguna relacionada con tu vida personal.

Evita intentar quedar bien: es un arma de doble filo

“Soy demasiado puntual y eso puede ser obsesivo” o “Hay veces que me involucro demasiado en mis tareas y no paro hasta conseguirlo” no son defectos y en las entrevistas están hartos de escucharlos. No intentes convertir algo que es bueno como un defecto con tal de impresionar, porque se obtiene el efecto contrario.

Ponle una solución a tu debilidad y saldrás adelante

Siempre que digas un defecto, intenta añadir una solución que estás buscando. Por ejemplo, si reconoces que eres un poco desordenado puedes añadir que siempre vas acompañado de una agenda o si admites que te pones nervioso al hacer un discurso en público, añade que por eso te sueles memorizar muy bien las presentaciones. De esta manera demuestras que estás intentando solucionarlo y que realmente no es un obstáculo en tu trabajo.

¿Qué debilidades no debes mencionar?

¡Puedes hablar de cualquiera debilidad, pero cuidado! Asegúrate que tu debilidad no es considerada como…. inaceptable para el puesto que aspiras.

Por lo tanto, no diga cosas como:

  • No sé cómo resolver problemas;
  • No puedo controlar el estrés en situaciones de presión;
  • Tengo problemas con manejar personas (si te entrevistan para un puesto de director);
  • Mi debilidad es la impuntualidad y nunca llego a tiempo a ninguna parte.

Bueno, confío que ahora estás listo o lista para enfrentarte con la pregunta de tus debilidades. Piensa por un momento, prepara algunas respuestas y elige 2 o 3 de las mejores.

¡Suerte en tu entrevista!

Fuentes:

https://blogs.imf-formacion.com/blog/recursos-humanos/busqueda-de-empleo/debilidades-en-una-entrevista-de-trabajo-como-hablar-sobre-ellas/?smclient=30acef1c-5b60-41a3-b428-e06af8e42121&utm_source=salesmanago&utm_medium=email&utm_campaign=default

https://www.aprendizfinanciero.com/cual-es-tu-mayor-debilidad-entrevista-de-trabajo/

https://gananci.com/debilidades-en-una-entrevista-de-trabajo/

http://noticias.universia.es/practicas-empleo/noticia/2013/11/20/1064410/5-debilidades-puedes-revelar-reclutador.html

https://www.forbes.com.mx/como-hablar-sobre-tus-debilidades-en-una-entrevista-de-trabajo/

https://blogempleosalamanca.wordpress.com/2014/08/01/como-hablar-de-las-debilidades-en-una-entrevista/

https://capitalhumano.emol.com/2109/debilidades-entrevista-laboral/

https://www.emprendersolucionesdeempleo.com/single-post/Como-responder-Cuales-son-tus-debilidades

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s