Plan de Negocio 06: Plan económico financiero

Plan de Negocio 06: Plan económico financiero

Vamos a explicar a continuación una de las partes más importantes del Plan de Negocio, el Plan Económico Financiero, fundamental siempre que necesitemos solicitar financiación y necesaria para adquirir conocimientos sobre gestión económica de nuestro negocio. Es el momento de identificar cada una de las cifras que hemos venido calculando: importe del alquiler, compra de mobiliario, gasto en tarjetas, etc.

Es posible que pensemos que todo lo que vamos a tener que “gastarnos” para poner nuestro negocio en marcha, es “gasto”, sin embargo, esto no es así. Vamos a diferenciar entre INVERSIONES, GASTOS, INGRESOS, COBROS y PAGOS. Dependiendo de en qué concepto encaje cada cifra, iremos integrándolas en las tablas que es necesario presentar en cualquier análisis económico.

Ahora bien, ¿y cuáles son estas tablas? Estas tablas simplemente suman y restan cantidades, ofreciéndonos la respuesta a cuestiones que obviamente debemos conocer antes de empezar la actividad. Concretamente son:

  • TABLA A: Inversión y Financiación inicial: si la cumplimentamos, nos dirá cuánto necesitamos para el arranque del negocio y de dónde lo obtenemos, es decir, cómo lo financiamos.
  • TABLA B: Cuenta de Explotación: en ella volcaremos nuestras previsiones de ingresos y gastos, para conocer nuestro beneficio.
  • TABLA C: Previsión de Tesorería: en la que vamos a ver cuándo tenemos que efectuar pagos y cobros y por qué importe. Ello nos permite prever la necesidad de liquidez de nuestra empresa en cada momento.

Además, se recogen otros subcuadros de previsión que son preparatorios de los que acabamos de mencionar: un cuadro de amortización, un cuadro de financiación a largo plazo y un cuadro de IVA.

Por último, incorporaremos las previsiones a 3 años a través de la última tabla: un Balance de la empresa de los tres primeros años.

Lo veremos en 10 pasos:

  1. Recogida de datos.

Recoge todos los cálculos que hayas realizado hasta ahora: coste del alquiler, los muebles, el ordenador, el alta de servicio telefónico, el del nombre comercial de tu empresa, el coste de la web, el precio de las tarjetas corporativas, la previsión en salarios, los costes de Seguridad Social, la gestoría, la fianza, el alta en suministros, los totales de IVA, el presupuesto para acondicionamientos del local, etc.

De cada uno desglosa siempre la parte correspondiente al IVA y toma nota.

  1. Desglose de datos económicos.

De todos los datos que hemos recogido vamos a seleccionar los que se consideran Inversiones. El resto de costes los dejaremos de momento, más adelante iremos identificándolos y añadiéndolos donde proceda.

Son Inversiones y por lo tanto tendremos que incorporar a la Tabla de Inversión Inicial, los siguientes conceptos, estos son los principales:

  • Patentes y Marcas: entendemos por ello el importe de Derechos de Propiedad intelectual: Marcas, Patentes, Nombres Comerciales, etc.
  • Derecho de traspaso: entendemos por ello el importe del Derecho de Traspaso que se produce en los casos de cesión del local de negocio y se considera inversión, al igual que la fianza. La renta en concepto de alquiler, sin embargo, no es una inversión, es un gasto, por lo tanto, no la reflejaremos en este cuadro.
  • Terreno y construcciones: sólo en caso de adquisición.
  • Maquinaria, herramientas, útiles: todo tipo de maquinaria para desarrollar la actividad objeto de negocio.
  • Mobiliario: importe que representa la inversión realizada en de todo tipo de mobiliario y decoración.
  • Elementos informáticos: importe que representa la inversión realizada en equipos informáticos, hardware.
  • Instalaciones, acondicionamientos: importes pagados por la instalación de equipos para suministros, adecuación del local, obras varias, etc.
  • Fianzas y depósitos: la fianza pagada, por ejemplo, por el alquiler del local, como cualquier otra, también se considera inversión, puesto que es un Derecho de cobro que podemos ejecutar una vez abandonemos ese local, momento en el cual habrían de devolvérnosla.
  • Existencias, mercaderías: son las mercancías para vender, o las materias primas para la elaboración del producto, o la realización del servicio.
  • Clientes y deudores: son los Derechos de Cobros a clientes u otros deudores nuestros. Normalmente no tenemos al inicio de la actividad, posteriormente sí.
  • Administraciones públicas: por ejemplo, inicialmente, Hacienda, deudora del IVA por las inversiones que hemos realizado.
  • Provisión de fondos: anticipos.
  • Tesorería: dinero disponible al comienzo de la actividad de la empresa. En balances posteriores, años 1, 2 y 3, la cifra de tesorería debe coincidir con el saldo final de nuestra Previsión de Tesorería. Si el resultado fuese negativo, no lo reflejaríamos en el activo, si no en el pasivo, puesto que sería deuda.
  • Leasing: el leasing no es un tipo de gasto, sino una forma de financiar un bien que vamos a adquirir. Por lo tanto, en la casilla del leasing incluiremos la cuantía total correspondiente al bien que vamos a financiar a través del leasing.

El leasing consiste en pagar una cuota, normalmente mensual, en concepto de alquiler y posteriormente una opción de compra en el momento del pago de la última. Las cuotas del leasing se calculan de forma similar a las de un préstamo, en ese sentido es parecido, si bien, en el leasing la cuota incluye fraccionadamente el IVA, mientras que en un préstamo tendríamos que pagar ese IVA íntegramente al principio. Además, la normativa contempla ciertas ventajas fiscales para el leasing.

  1. Inversión y financiación de la inversión.

El siguiente paso consiste en incorporar las Inversiones al siguiente cuadro, que tiene dos partes: la izquierda recoge activos que vamos a adquirir (bienes + derechos), la derecha recoge los medios e importes a través de los que vamos a financiar esas inversiones (deudas de la empresa con socios y con terceros).

Para que sea más fácilmente comprensible, imagina, por ejemplo, que si entre muebles y ordenadores nuestra inversión inicial suma 10.000€, anotaremos en las casillas correspondientes de la izquierda de la tabla, el importe de cada adquisición y sumaremos. Ahora bien, como de esos 10.000€, sólo disponemos de 4.000€, necesitaremos pedir 6.000€ para poder poner nuestro negocio en marcha, por lo tanto, a la derecha de la tabla, anotaremos 4.000€ en la casilla “capital propio” y el resto, 6.000€, en la casilla “créditos préstamos”, puesto que vamos a tener que financiar una parte de la inversión.

Siempre debe existir un equilibrio patrimonial en nuestra empresa, de tal forma que el sumatorio de ambos lados del cuadro debe contener la misma cifra.

Inversión inicial
Activo fijo / No corriente
 

Inmovilizado intangible

Patentes y marcas
Derechos de traspaso
Software
Leasing Financiación de la inversión
Otros Recursos propios
 

 

 

 

Inmovilizado tangible

Terrenos Capital propio
Construcciones Capitalización del desempleo
Maquinaria Subvenciones
Herramientas y útiles Reservas
Mobiliario Financiación a largo plazo
Elementos informáticos Acreedores comerciales
Elementos transporte Préstamos, créditos
Instalaciones, acondicionamientos Proveedores
Otras inversiones a largo Leasing
Inmovilizado financiero Fianzas y depósitos Otras deudas
Otros Financiación a corto plazo
Activo circulante / Corriente Acreedores comerciales
 

 

Circulante

Existencias Préstamos, créditos
Clientes Proveedores
Administraciones públicas Leasing
Bancos Administraciones públicas
Total inversión (Activo) Total financiación
  1. La amortización

Una vez que hemos cumplimentado la primera tabla, vamos a explicar un concepto que debes conocer: la amortización.

Amortizamos inversión porque con el tiempo los bienes que adquirimos pierden valor.

Esa pérdida de valor del patrimonio de nuestra empresa, debemos contemplarla para poder restarla cada año de nuestro activo. A esto le llamamos amortizar y se hace de forma ordenada y de acuerdo a las normas sobre amortización, que nos dan unos plazos de amortización por cada tipo de bien amortizable.

No todo el activo de nuestra empresa se amortiza, sólo el activo fijo o no corriente. El activo circulante o corriente, no es susceptible de amortización.

Cuadro de amortización
Bien amortizado Plazo de amortización Importe amortizado anual Importe amortizado mensual Pendiente
Siempre bienes de inversión del inmovilizado tangible o intangible Consultar tablas contables / fiscales de amortización € / Año € / Año € / Año
Software 4 años al 25%
Mobiliario 10 años al 10%
Elementos informáticos 4 años al 25%
Gastos de constitución y primer establecimiento 5 años al 20%
Amortización acumulada anual

Por lo tanto, a continuación, vamos a seleccionar de entre todas nuestras inversiones, sólo los activos fijos y conseguiremos unas tablas de amortización actualizadas. Dividiremos el valor de cada bien, sin tener en cuenta el IVA, entre el número de años amortizables y lo incorporamos al cuadro de amortización. Los valores que obtengamos los tendremos en cuenta más adelante:

Los valores que obtengamos los tendremos en cuenta más adelante:

  • Por una parte, anotaremos el dato total de la amortización anual en la Cuenta de Explotación, en la casilla de “Costes Indirectos-Amortizaciones”.
  • Por otra, el dato anual se incluirá en los cuadros de Balances años 1, 2 y 3, como un apunte negativo, en la casilla de “amortización acumulada”.
  1. Estudio de la financiación solicitada

A continuación, vamos a expresar en nuestro Plan de Empresa las características del préstamo que vamos a solicitar. Obviamente, no es lo mismo solicitar 10.000€ que 50.000€ y pactar unas condiciones del 10% de tipo de interés, que del 6%, porque los pagos y los gastos van a ser distintos.

Para ayudarte a hacerlo, incorpora un cuadro o tabla de financiación con unas características similares al que puedes encontrar un poco más abajo. En cualquier caso, detalla el importe de las cuotas, su periodicidad, desglosa lo que corresponde a amortización de capital principal y lo que corresponde a intereses.

Los intereses son considerados gastos financieros y más adelante los reflejaremos en su casilla correspondiente de la Cuenta de Explotación.

La cuota de amortización del capital principal del préstamo, no se considera gasto, sino pago y la reflejaremos en el cuadro de previsión de Tesorería, no en la Cuenta de Explotación.

Por lo tanto, a continuación, estudia las distintas posibilidades de financiación que se te ofrecen. Si aún no sabes exactamente las condiciones del préstamo que te van a conceder, realiza un estudio teniendo en cuenta la media del tipo de interés que hay en el mercado, así vamos obteniendo una previsión aproximada de cuánto puede suponernos cada mes la devolución del préstamo.

  1. Ingresos y gastos. La cuenta de explotación

Vamos a hacer el análisis de los gastos e ingresos que podemos obtener cada mes y consecuentemente, cada año. Esto se analiza a través de la denominada Cuenta de Explotación, o Cuenta de Pérdidas y Ganancias. Nos va a informar sobre el beneficio que podemos obtener.

Para cumplimentarla, puede resultar más sencillo empezar por anotar los gastos y en base a ellos, realizar la previsión de ingresos, no obstante, las referencias que podemos tomar para hacer nuestras previsiones pueden ser otras y todas ellas válidas mientras sean coherentes con la capacidad de realizarlas.

A continuación, te explicamos desde el punto de vista teórico qué debes saber antes de empezar a cumplimentar este la Cuenta de Explotación:

En esta tabla recogemos ingresos y gastos de nuestra actividad. Es importante explicar que en la Cuenta de Explotación anotaremos las cantidades sin IVA.

Respecto a los gastos, se diferencian en:

  • Gastos variables o directos: son los que se asocian directamente a las ventas, a más venta, mayor producción y más gasto.
  • Gastos estructurales, fijos o indirectos: son aquellos gastos fijos que tenemos que asumir independientemente de que vendamos más o menos.

Un ejemplo, simplificando quizás en exceso: imaginemos que mi empresa se dedica en exclusiva a vender ordenadores. Al hacer la Cuenta de Explotación, de mis ingresos tendré que restar tanto los gastos directos como los gastos fijos o indirectos. Serán gastos directos, el coste de la materia prima, es decir, el precio al que compro yo cada ordenador y el coste que me representa el transporte y embalaje del mismo. Se considerarán gastos fijos o indirectos, los gastos de gestoría, alquileres, el personal estructural, las amortizaciones del inmovilizado que adquirí para empezar con el negocio, etc. Y es que estos últimos costes, en el marco de un nivel estable de demanda, no varían por el hecho de que yo venda más o menos, mientras que los otros sí ya que están directamente asociados a la producción de mi servicio.

Respecto a los ingresos, en la Cuenta de Explotación tendremos que recoger todos aquellos que genera nuestra actividad, tanto por venta de productos como por venta de servicios. Pueden existir también Ingresos llamados accesorios o extraordinarios, que no derivan de nuestra actividad principal, pero que eventualmente pueden producirse.

En cualquier caso, el ingreso que habremos de reflejar, será el ingreso neto, es decir, aquel que obtenemos una vez le restemos las devoluciones o los descuentos practicados, como, por ejemplo, los rappels sobre ventas (salvo el descuento por pronto pago, que se considera gasto o ingreso, según el caso, pero financiero).

Respecto a las subvenciones, sólo las recogeremos siempre y cuando hayan sido definitivamente concedidas y adjudicada la orden de pago.

La Cuenta de Explotación recoge también las amortizaciones del inmovilizado, ahora bien, no confundas esas amortizaciones con las del préstamo que hayas solicitado ya que la amortización del préstamo NO se incluye en la Cuenta de Explotación, sólo sus intereses, que van en la casilla “gastos financieros”. El pago del principal del préstamo irá sólo a la tabla de Tesorería.

Respecto a la casilla de “Tributos”, los tributos no incluiremos los pagos de impuestos, si no las tasas o contribuciones especiales que las Administración nos reclamen en cada caso, ejemplo, las tasas por solicitud de licencias urbanísticas.

La Cuenta de Explotación recoge los impuestos, pero al final, una vez hayamos calculado la diferencia entre el ingreso total y el gasto total. Aplicaremos la tributación correspondiente a la forma jurídica escogida: IRPF o Impuesto de Sociedades.

Cuenta de resultados
Total Año 1 Total Año 2 Total Año 3
Mes 1 Mes 2 Mes 12
Ingresos por Ventas de Servicios
Ingresos por Ventas de Productos
Otros ingresos
Subvenciones
Costes Variables / Directos
Gasto Variable Total
Gasto en Profesionales
Gastos en Materiales
Margen Bruto (Facturación – Costes variables)
Costes Fijos / De Estructura o Indirectos
Gastos de constitución
 

 

 

Mano de obra

Salarios trabajadores
Salario propio
Coste Seguridad Social trabajadores
Cuota autónomos
 

 

 

 

Estructurales

Arrendamientos
Gestoría
Seguro del local
Publicidad
Material oficina
Reparaciones
Suministros, consumos energéticos
Tributos
Amortizaciones
Gasto fijo total
Beneficio antes de intereses e impuestos (BAII)
Gastos financieros
Beneficio antes de impuestos (BAI)
Beneficio después de impuestos o Beneficio Neto (BDI)
  1. El IVA

Vamos a organizar y desglosar el IVA. Es un paso necesario para poder hacer correctamente nuestra Previsión de Tesorería. Vamos a explicarte antes, algunos conceptos básicos sobre este tipo de impuesto.

Llegados a este punto seguramente ya te hayas informado en Hacienda de las especialidades que respecto al IVA tiene tu actividad; sabrás si está exenta o no y el tipo aplicable a tu Epígrafe o epígrafes de actividad.

El IVA es un tributo de naturaleza indirecta, esto significa que nosotros vamos actuar como meros recaudadores del impuesto, por lo que estaremos obligados a liquidar el IVA a Hacienda en los plazos que la normativa fiscal indique, trimestralmente, anualmente, de acuerdo con el régimen de IVA que nos sea aplicable.

El IVA Repercutido es el que nosotros cargamos en las facturas que emitimos por nuestras ventas de productos o servicios.

El IVA Soportado es el que nos cargan en las facturas que otros emiten, por lo que nosotros compramos o por servicios que recibimos.

En términos generales al IVA Repercutido les restaremos el IVA Soportado, si el resultado es positivo tendremos que ingresarlo en Hacienda y si es negativo podremos compensarlo en liquidaciones posteriores.

Es el cálculo de estas liquidaciones el que debemos realizar y analizar en el cuadro siguiente ya que el pago del IVA es un importe a tener en cuenta en la previsión de la tabla de Tesorería, en tanto en cuanto es una salida de nuestra caja hacia la caja de Hacienda.

Utiliza la siguiente tabla, o cualquiera similar, para realizar el cálculo de los pagos o cobros correspondientes al IVA, cada trimestre a mes vencido, respecto a las compras y ventas del trimestre anterior.

Cuadro de IVA
Mes 1 Mes 2 Mes 12 Total Año 1 Liquidación Enero Año 2 Año 3
IVA Repercutido por ventas
IVA Soportado Inversión
IVA Soportado Gastos Directos
IVA Soportado Gastos Indirectos
IVA Soportado Total
IVA Repercutido – IVA Soportado
Liquidación de IVA
  1. Tesorería

Vamos a analizar la liquidez de nuestro negocio desarrollando una Previsión de Tesorería. La Tesorería nos permite conocer el dinero líquido disponible para operar en el día a día. Es importante que sepas que, aunque un negocio pueda resultarnos rentable, la falta de liquidez puede hacernos perder competitividad hasta acabar con él: la liquidez se mide por la capacidad para hacer frente a los pagos.

A diferencia de la Cuenta de Explotación, donde recogíamos ingresos y gastos, la Tesorería recoge los cobros y los pagos, es decir, los ingresos y los gastos, pero sólo si están realizados, ejecutados. Es muy importante entender la diferencia.

Un ejemplo: imagina que tenemos un negocio de venta de bicicletas eléctricas y que cerramos una operación de venta de 5.000 unidades disponibles en un plazo de 20 días. Estas bicicletas nos aportan un ingreso de 50.000€ y negociamos el pago para dentro de 3 meses tras la entrega. Estamos ante una operación posiblemente rentable, pero que puede suponer la ruina si no disponemos de dinero líquido durante esos tres meses que transcurren entre cierre de la operación y la anotación del cobro.

¿Y qué otros datos tendremos que volcar en la tabla de Tesorería? es también en la Previsión de Tesorería donde debemos volcar los datos calculados en el cuadro de análisis del IVA, anotando trimestralmente y a mes vencido su liquidación con Hacienda. Así mismo, tendremos en cuenta todos los pagos de IRPF que deriven de las retenciones practicadas a profesionales, a trabajadores, alquileres u otros conceptos. También el pago de los Seguros Sociales a la Tesorería General de la Seguridad Social, siempre que proceda. Recuerda que hay conceptos, como el préstamo, que no repercuten en la Cuenta de Resultados, pero sí en la Tesorería.

Por último y antes de que intentes desarrollar la tabla que sigue, indicarte que las posibilidades de financiación que suelen ofrecer los bancos para mantener nuestra Tesorería a punto suelen ser las Pólizas de Crédito, los Descuentos Bancarios, los Anticipos de Factura o el Confirming. No dejes de pedir información al respecto.

Presupuesto de tesorería
Mes 1 Mes 2 Mes 12 Total Año 1 Total Año 2 Total Año 3
Saldo inicial
Cobros por ventas
Otros cobros
IVA facturado
Total Cobros
Saldo Inicial + Cobros
Pagos (con IVA)
Pagos
Pagos por gastos directos
Pagos por gastos indirectos
Pagos por inversiones
Devolución de  préstamo
Pago por IVA
Pago IRPF
Pago Sociedades
Resto pagos
Total pagos
Saldo Final
                 
  1. Balances de previsión

Vamos a analizar los resultados de nuestra empresa en los próximos años. En algunos casos, las Entidades Financieras nos solicitan la presentación de los Balances de los años 1, 2 y 3, es decir, los tres primeros años de vida de nuestra empresa.

Elabora un Balance de Previsión que recoja la evolución del Activo y el Pasivo en los tres primeros años. Para ello, puedes basarte en el modelo de la TABLA A, incluyendo en el Activo la casilla “Amortización acumulada”.

Si has conseguido llegar hasta aquí, es posible que no te resulte complicado poder hacerlo, en todo caso, existen multitud de herramientas en la red que facilitan programas que vuelcan de forma automática los datos que hemos ido incorporando, permitiéndonos hacer previsiones durante todos los años que queramos.

  1. Ratios y memoria explicativa

Por último, redacta una memoria explicativa, un pequeño resumen de las conclusiones derivadas del resultado del análisis económico financiero que has realizado. Si quieres analizar las ratios resultantes puedes encontrarlos en el siguiente detalle.

Los Ratios

Los ratios son indicadores de la situación y salud de la empresa, midiendo en cada caso distintos parámetros como liquidez, rentabilidad o endeudamiento. A continuación, te indicamos algunos de los principales. En todo caso, el cálculo de los ratios de forma aislada no siempre va a ser suficiente como criterio de valoración, si no que es conveniente hacer la comparativa con estudios sectoriales de la actividad que vamos a desarrollar en nuestro negocio.

Ratio de liquidez

                     Activo circulante

Liquidez = ————————–

                     Exigible a corto plazo (Pasivo circulante)                  

 

El valor óptimo de este ratio está entre 1,5 y 2, debiendo ser en cualquier caso positivo.

Fondo de maniobra

Determina la parte del activo fijo que es financiada con exigible a corto plazo. Es un indicador de liquidez y debe de ser positivo ya que si es negativo indica una situación de insolvencia a C/P.

También se define como la parte del activo circulante financiado con capital permanente. Es decir, es la cantidad de activo circulante que permanece inmovilizado durante el ciclo de explotación para hacer posible el funcionamiento de la actividad ordinaria.

            Fondo de maniobra = Activo circulante – Exigible a corto plazo

También se podría calcular en unidades vendidas en vez de en importe, en cuyo caso el denominador sería la diferencia entre el Precio de Venta Unitario – Gasto Variable Unitario.

Tesorería

El objetivo es que este ratio se aproxime lo más posible a 1. Un resultado demasiado menor alarmaría de una posible suspensión de pagos y si fuera muy superior a la unidad indicaría que no se está maximizando el beneficio que se podría sacar de ese dinero.

                     Realizable + Disponible    (Activo circulante)

Tesorería = ——————————-

                      Exigible a corto plazo       (Pasivo circulante)

Endeudamiento

El valor óptimo oscila entre el 0´4 y 0´6. Un resultado inferior indica nuevamente que se está utilizando mal el dinero y un valor superior se traduce en un volumen de deudas preocupante.

 

                                Exigible a corto plazo + Exigible a largo plazo

Endeudamiento = ————————————————————-

                                                Total pasivo

Rentabilidad

Recuerda que, en todo caso, el cálculo de los ratios por si mismos no siempre van a ser suficientes como criterios de valoración, si no que es conveniente la comparativa con estudios sectoriales de la actividad que vamos a desarrollar en nuestro negocio.

                           Beneficio neto X 100

Rentabilidad = ——————————-

                           Recursos propios

Se debe distinguir entre:

                                             Beneficio antes de impuestos (BAI) X 100

Rentabilidad económica = ———————————————————

                                                           Activo total

 

                                           Beneficio después de impuestos (BDI) X 100

Rentabilidad financiera = ————————————————————

                                                           Recursos propios

 

Umbral de rentabilidad

Un término muy manejado es el Umbral de Rentabilidad, también conocido como Punto Muerto o Punto de Equilibrio; y sirve para relacionar el resultado de la empresa con las ventas de la misma. En dicho momento, la empresa está vendiendo lo suficiente como para no perder dinero, o lo que es lo mismo, el total de ingresos se iguala con el total de gastos y el beneficio de la empresa es igual a cero.

                                   Gastos indirectos

                                   ————————

                                   1 – Gastos directos

                                   ————————

                                               Ventas

 

Capacidad de devolución de préstamos

En general la capacidad que tiene la empresa para devolver los préstamos, nos viene dado por el siguiente cociente y cuanto mayor sea su valor es mejor.

                                             Beneficio neto + Amortizaciones

Capacidad de devolución = ——————————————–

de préstamos                       Exigible a corto + Exigible a largo

 

Cash Flow

Flujo de caja o recursos generados por la empresa y mide la capacidad de generar fondos, por lo tanto, es una medida de la autofinanciación de la empresa.

Resultado del ejercicio + Dotación a amortizaciones + Variación de provisiones

Fuentes:

http://www.madridemprende.es/es/emprendedores/asesoramiento-a-emprendedores/simulador-y-manual-plan-de-empresas

http://www.madridemprende.es/Intranet/images_load/Manual%20Plan%20de%20Empresa%202010%20Madrid%20Emprende.pdf

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s