Curriculum Vitae: Estructura

Curriculum Vitae: Estructura

curriculum-vitae-2Los apartados de un currículum se diferencian entre imprescindibles y opcionales, y pueden ir en diferente orden según la estrategia elegida por la persona. De esta forma:

  • Datos personales: este apartado es obligatorio y siempre debe ir en primer lugar. También es posible ponerlos en pie de página para que queden visibles en todas las páginas, pero es recomendable que igualmente aparezcan como primer apartado destacado.
  • Objetivo profesional: es optativo e iría en segundo lugar.
  • Formación académica: es obligatorio y va en segundo lugar cuando la experiencia laboral aún no es suficiente o no está relacionada con el objetivo profesional.
  • Experiencia laboral: es obligatorio y puede ir en segundo lugar, tras los datos personales, cuando la experiencia profesional ya es suficiente o está relacionada con nuestro objetivo profesional.
  • Formación complementaria: es obligatoria siempre que se tengan varios cursos y estos sean de interés para nuestro objetivo profesional.
  • Informática: en la actualidad se ha hecho obligatorio, al menos lo conocimientos de office y manejo de internet y Outlook básicos. Puede ir delante o detrás de la formación complementaria, dependería del nivel de importancia de estos conocimientos para el puesto de trabajo. Por ejemplo: un programador informático debería darle un puesto preferente a este apartado.
  • Idiomas: es optativo según nuestro nivel de idiomas aunque en la actualidad es conveniente poseer al menos cierto nivel de inglés, por lo que se está constituyendo como un apartado obligatorio e independiente. Igualmente que el relacionado con la informática, para puestos en los que el idioma sea imprescindible se le debe dar un puesto de mayor importancia como podría ser detrás de la experiencia profesional. Por ejemplo: para puestos del sector turístico tiene que ocupar un orden preferente.
  • Publicaciones: es optativo y se refleja siempre y cuando existan publicaciones de interés y relacionadas con el objetivo profesional.
  • Otros datos de interés: siempre va al final del currículum y contiene información complementaria sobre la persona como la disponibilidad geográfica, las posibilidades de desplazamientos, descripción de actitudes como trabajador, aficiones o gustos personales, etc.
  • Anexos: aunque es optativo, en algunas profesiones como diseñadores, arquitectos, docentes, etc. es posible añadir un anexo especificando los trabajos realizados para aportar una pequeña ampliación de la información.

A continuación vamos a profundizar en cada apartado detallando qué debe contener cada uno.

Datos personales

Es el primer apartado que debe aparecer en un currículum vítae. Debe resultar visible y no contener ningún fallo, puesto que su finalidad principal es la localización del candidato.

Los datos imprescindibles en el mismo son:

  • Nombre y apellidos: es aconsejable destacarlos ya que podrían asemejarlo a nuestra marca comercial; es preciso que se acuerden de nuestro nombre.
  • Teléfonos: es ya obligatorio reflejar el teléfono móvil en el cual nos puedan localizar lo antes posible.
  • E-mail: a veces las notificaciones puede venir vía e-mail por lo que es importante reflejarlo. Además te identifica como una persona actualizada con las nuevas tecnologías y la comunicación por lo que le dará un valor añadido al mismo. Ahora bien, cuida mucho el nombre elegido ya que puede perjudicarte, por ejemplo un e-mail como decopas@mail.com no será bien valorado. Lo mejor es que creemos una nueva dirección más formal para la búsqueda de empleo, que contenga nuestro nombre y apellidos: nombreapellidos@mail.com, será más conveniente.
  • Dirección: aunque ya no es corriente las notificaciones vía correo, sí es importante que facilitemos la información acerca de nuestra vivienda o viviendas actuales, concretando cuál es la principal de ellas.
  • Fecha de nacimiento: Es una información complementaria de interés para las empresas por lo que es importante que quede reflejada.
  • Otras informaciones de interés que podríamos reflejar en el apartado de datos personales son:
  • Carnet de conducir y vehículo propio: aunque es un dato que normalmente se encuadra dentro del último apartado denominado «otros datos de interés», si para la oferta de empleo a la que va destinado el currículum es una variable imprescindible, es bueno que se destaque en el inicio del currículum, sobre todo si somos jóvenes y no se nos presuponen aún ambas cosas.
  • Perfiles profesionales en redes sociales: Actualmente se hace imprescindible tener nuestro perfil profesional en alguna de las redes sociales como Linkedin, Twitter, etc. por lo que sería interesante que lo reflejásemos en el currículum.
  • Otros datos: Información complementaria como el DNI, el número de la seguridad social, etc. no son obligatorios, ni excesivamente importantes, por lo que queda a nuestra decisión el facilitarlos o no.

En cuanto a la opción de adjuntar o no una fotografía, quedaría a nuestra elección personal. Algunos autores consideran que no se debería poner por razones de posible discriminación, y otros que es importante adjuntarla para el reconocimiento del candidato. Si decidimos ponerla deberemos tener en cuenta varias recomendaciones:

  • Tamaño carnet.
  • Con vestimenta formal, dado que es un documento laboral.
  • Con fondo claro, para su mejor visualización.
  • Reciente, que no tenga más de un año.
  • Insertada en el lado superior derecho de la primar página del currículum.
  • Si es digital, que no haga que nuestro archivo ocupe demasiados Kb para evitar problemas de envíos y recepción por e-mail.

Objetivo profesional

Este apartado es opcional, por lo que si decidimos concretarlo debemos diferenciarlo del marcado anteriormente para nuestra búsqueda personal en tres sentidos:

  • Cuando lo enviemos como autocandidatura, es decir, sin oferta concreta de empleo, debe reflejarse un modo más genérico, como puestos globales que pudiera existir en cualquier empresa. Por ejemplo: «desarrollar mi carrera profesional en el departamento de marketing de una empresa».
  • Cuando lo enviemos a una oferta concreta donde queda definido el puesto de trabajo deberíamos especificarlo un poco más pero sin cerrarnos demasiadas opciones. Por ejemplo, si la oferta es para comercial dentro de un departamento de marketing: «desarrollar mi carrera profesional dentro de un departamento de marketing con funciones tanto comerciales como de análisis de mercado, diseño de promociones, publicidad, etc.»
  • Siempre se debe definir a corto plazo, con vistas en unos tres a cinco años. Aunque nuestra meta sea ser responsable de departamentos, a todo se llega paso a paso.

Formación académica o reglada

En este apartado se especifica la formación reglada o académica y solamente el nivel superior adquirido: ESO, Ciclo formativo de grado medio o superior, Diplomatura, Licenciatura o en la actualidad títulos de Grado.

También se añade otra formación superior como puede ser titulaciones de: Cursos superiores, doctorados o másteres.

El orden de cada titulación puede ser:

  • Cronológico directo: del más antiguo al más reciente.
  • Cronológico inverso: del más reciente al más antiguo.
  • Adaptado: destacar en primer lugar el que encaje con las variables del perfil señalado en la oferta laboral o sea de suma importancia para la empresa.

Para que la información esté completa debemos concretar:

  • Título obtenido: siempre en primer lugar.
  • Entidad de impartición y ciudad.
  • Proyectos importantes o de finales de carrera realizados.
  • Especialidad si existiese y fuese de interés para nuestro objetivo profesional.
  • Duración en horas para máster y cursos superiores.
  • Fecha inicial y final de realización.

El orden de dichos datos es indiferente, pues depende de la opción de diseño que hayamos escogido.

Experiencia profesional

En este apartado es aconsejable que sea únicamente la experiencia relacionada con nuestro objetivo profesional, sea en prácticas o con contrato.

La experiencia en otros sectores o áreas diferentes o no sujetas a contratación es mejor reseñarlas en el apartado de otros datos de interés.

El orden de la experiencia profesional puede ser cronológico directo, inverso o adaptada al puesto. Lo más usual es organizarla en orden inverso, siempre y cuando nuestra última experiencia profesional sea la más destacada.

Para que cada experiencia laboral quede completamente descrita debemos especificar los siguientes datos:

  • Empresa: siempre en primer o segundo lugar.
  • Puesto: siempre en primer o segundo lugar.
  • Funciones: ordenándolas de mayor a menor importancia y/o responsabilidad.
  • Fecha de inicio y final.
  • Es opcional aportar otra información de interés como puedan ser méritos conseguidos, trabajos específicos importantes, etc.

Formación complementaria

En este apartado deben ir detallados los cursos no reglados, de duración realizados, bien sean cursos en sí mismos o jornadas, seminarios, congresos, etc.

Si hemos realizado muchos, o de temática variada, es conveniente que los organicemos en subapartados clasificándolos por especialidades. Esto dará mayor sensación de organización, y facilitará al lector saber el itinerario formativo que hemos ido desarrollando.

Al igual que en el apartado anterior, para que la información esté completa debemos especificar los mismos datos: título del curso (siempre en primer lugar), entidad de impartición, duración en horas y fechas de inicio y final.

Igual que en la formación académica, el orden de cada titulación puede ser: cronológico directo, cronológico inverso o adaptado.

Idiomas

En el apartado de idiomas especificaremos nuestro nivel tanto oral como escrito de cada uno de ellos. Para apoyar el nivel que decimos tener es aconsejable concretar aquí los exámenes superados, cursos de idiomas realizados y las estancias en el extranjero.

Actualmente, las empresas son muy exigentes con los trabajadores en el nivel de al menos el idioma de inglés. Por ello, es importante que comencemos cuanto antes a formarnos y/o intentar mantener el nivel mediante lecturas, películas, cursos gratuitos on-line, u intercambios con estudiantes extranjeros.

Respecto a las lenguas nacionales: catalán, gallego, valenciano, euskera, etc. sería también recomendable explicitarlo en cuanto son conocimientos de interés, máxime si en nuestra disponibilidad geográfica se encuentran dichas comunidades autónomas.

Informática o TIC (Tecnologías de la información y la comunicación)

En este apartado especificaremos todos nuestros conocimientos informáticos. Para que no resulte un listado confuso debemos ordenarlos según los siguientes elementos:

  • Office: Word, Excel, PowerPoint, Access, etc.
  • Outlook o gestión de e-mail y agendas digitales compartidas.
  • Internet: búsquedas de información.
  • Redes profesionales: especificaremos el manejo de redes profesionales como puedan ser Linkedin o Twitter. Pondremos atención en mencionar solo aquellas redes de las que únicamente hagamos uso profesional y no personal.
  • Diseño: Photoshop, Autocad, desarrolladores web, etc.
  • Específicos de administración y gestión: Contaplus, Microsoft Project, etc.
  • Programación: JAVA, HTML, SAP, etc.
  • Y otras clasificaciones que resulten de interés para nuestro perfil profesional.

Aunque nuestros conocimientos en informática sean mayoritariamente mediante autoaprendizaje, si tenemos cursos de formación específicos, es aconsejable reflejarlos en este apartado para reforzar el conocimiento adquirido en ciertos programas de nivel o dificultad. Debemos recordar que el sector informático es uno de los que más rápidamente evolucionan por lo que cursos de más de cinco años tampoco son muy productivos.

Otros datos de interés

Como hemos comentado anteriormente, en este apartado daremos información complementaria a nuestro perfil profesional. De este modo, la información fundamental sería:

  • Disponibilidad geográfica: marcaríamos donde estaríamos dispuestos a irnos a trabajar englobándolo en tres niveles: autonómico, nacional e internacional. Aunque no es obligatorio, en la situación económica actual, se valora poseer cierta disponibilidad geográfica, y con ello nuestra empleabilidad se verá acrecentada.
  • Movilidad: posesión de carnet de conducir y tipo de vehículo. También es posible reseñar la disponibilidad de viajar.
  • Descripción de competencias como trabajador: actitudes, rasgos de personalidad o puntos fuertes que te describen como compañero de trabajo. Al seleccionar cuales destacar debemos recordar que en la entrevista deberemos defenderlas por lo que deben ser rasgos que realmente resalten de nosotros.
  • Otra información de interés que es susceptible de exponerse en este apartado es:
  • Experiencias profesionales no relacionadas con el objetivo profesional: trabajos esporádicos realizados en épocas de estudiante o mientras se encuentra un empleo relacionado con el sector como pueden ser por ejemplo: hostelería, atención al cliente, clases particulares, cuidado de niños y personas mayores, reparto, etc.
  • Aficiones: Aquí podremos reflejar lo que solemos hacer en nuestro tiempo libre como puede ser por ejemplo: deportes, lecturas, cine, música, etc.
  • Otros méritos: concursos o premios en actividades no relacionadas con nuestro sector preferente. Por ejemplo: fotografía, redacciones, proyectos, etc.

Fuentes: CEOE – Herramientas de búsqueda de empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s